domingo, 3 marzo, 2024

Ahora, nace tú

Incluso a los que no creen, el pesebre repite su anuncio: que Dios nos ha dado un Salvador. Y lo dice en un lenguaje universalmente comprensible. De hecho, este Salvador asume nuestra carne, emprende nuestros viajes, comparte nuestras esperanzas y desalientos, pisa este mundo, vibra con él, ama, sufre y, como cualquier ser humano, a menudo es herido. «Hoy, en Belén de Judea, os ha nacido un Salvador», dicen los relatos evangélicos a los pastores.  Estamos a dos mil años de este anuncio y muy lejos de Judea, pero en estos días, sea cual sea la estación existencial en la que nos encontremos, esta palabra resulta ser cierta. Y la llegada de un Salvador causa conmoción. Nuestra vida no sólo adquiere más valor, sino que se convierte en otra cosa. Adquiere un sentido, una fuerza y un entusiasmo que sólo Dios puede aportar. Ahora lo que somos no es sólo la sufriente indecisión, el irresoluble equilibrio entre la bondad y la imperfección, entre lo que queremos y lo que no podemos conseguir.

This content is locked

Login To Unlock The Content!

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -
Artículo anterior
Artículo siguiente

DEBERÍAS LEER

Escuchar es el imperativo

0
Liliana Franco, ODN Gonzalo Fernández Sanz Director de VR   La vida religiosa es hoy más multicultural que nunca. Vida Religiosa quiere hacerse eco de las voces que...

El camino a la libertad

Síguenos en Twitter


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies