domingo, 27 noviembre, 2022

Un blog de Vida Religiosa

Guante de seda

«Dios mío, mi Rey»

El letrero que había por encima de ti, decía: “Éste es el rey de los judíos”. Quiero pensar, Jesús, que nunca me hallé entre los...

La esperanza nos guarda en su regazo

Es una evidencia: nuestra legalidad mata. En ese sistema legal de poder, la mentira es recurso necesario para que el mal asuma la forma de...

Creo… la resurrección de la carne

“El Rey del universo nos resucitará para una vida eterna”: nosotros lo podemos repetir como quien dice una frase sin sentido, como quien se...

Yo, Zaqueo…

Hablamos de Jesús y de Zaqueo para saber de Jesús y de nosotros. Lo escuchamos en el evangelio de este domingo: “En aquel tiempo, entró...

UN SÍNODO EN EL CORAZÓN

  En ocasiones tengo grandes dudas de que el "Sínodo de la sinodalidad" se quede en papel mojado, en ilusiones frustradas, cientos de reuniones, y...

Aprender a Dios

Afirmado o negado, todos tenemos un Dios, por no decir que cada uno tiene su Dios, cada uno lo representa a su manera, cada...

Es domingo…

Es domingo, el día del que los discípulos de Jesús decimos: “Éste es el día en que actuó el Señor: sea nuestra alegría y...

«Dad gracias en toda ocasión»

Fíjate en el que va a ser hoy el estribillo de tu canto: “El Señor revela a las naciones su salvación”. Tú dices: “a las...

Un grano de mostaza

Aumenta, Jesús, mi fe, hasta que sea pequeña como un grano de mostaza. No voy a trasplantar moreras, sólo deseo seguirte, y no veo cómo...

Entra y come

Lo que acontece en el corazón de aquel hijo que derrochó su parte de la herencia, nos lo deja intuir la decisión que toma:...

Últimas publicaciones

Síguenos en Twitter


Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies