sábado, 24 febrero, 2024

Ven, Espíritu, inspirador de una única familia humana

Vivimos en un mundo diverso y global pero, convencidos de que la diversidad no implica oposición, podemos afirmar que lo que nos une y hermana es nuestra pertenencia, la de todos los seres humanos, a una única familia humana. Solo de este modo, nuestro mundo puede salvar las diferencias –e indiferencias– que dificultan el encuentro.

Inmersos en el tiempo del Espíritu, “somos muchos a confesar de manera diferente a Aquel que es el único verdaderamente diferente”

This content is locked

Login To Unlock The Content!

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -
Anna Sánchez Boira
Misionera hija de la Sagrada Familia de Nazaret. Nacida en Barcelona, licenciada en filología catalana y en filología hispánica por la UAB, y doctora en Teología de la Vida Religiosa por el Claretianum de Roma. Apasionada por la educación y el aprendizaje, por las humanidades y por las ciencias, por el entorno natural y la mirada fotográfica. Fiel admiradora de la belleza, la sabiduría y bondad de mi entorno familiar, comunitario y natural, e incansable buscadora de la Palabra de Dios en el mundo.
Artículo anterior
Artículo siguiente

DEBERÍAS LEER

Confesiones de un sacerdote digital

0
Heriberto García Arias Gonzalo Fernández Sanz Director de VR   A diferencia de los primeros discípulos de Jesús, que “dejaron inmediatamente las redes y lo siguieron” (Mc 1,18),...

Peregrinar con esperanza

Síguenos en Twitter


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies