jueves, 13 junio, 2024

Horizonte

Cuando una persona pasa mucho tiempo en la cárcel, al salir, uno de los muchos problemas a los que se enfrenta es que no puede mirar al horizonte porque se marea. En la cárcel su horizonte se limita a unos cuantos metros tras los cuales se alza un muro que le impide ver más allá. Sus ojos se acostumbran a ese límite y, al salir, enfocar más lejos de esos metros es muy complicado y se hace muy costoso.

This content is locked

Login To Unlock The Content!

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -
Artículo anterior
Artículo siguiente

DEBERÍAS LEER

Una ola de esperanza en medio de una marea de...

0
La situación de la vida consagrada en África desde una perspectiva nigeriana Gregory Ezeokeke, CMF DECANO DEL INST. TEOLÓGICO PARA LA VIDA CONSAGRADA EN ÁFRICA, ABUJA...

Síguenos en Twitter