lunes, 29 noviembre, 2021

Cristo Jesús: camino y destino

SANTIAGO AGRELO, OFM

Mientras iban de camino, vino uno que le dijo: Te seguiré adondequiera que vayas (Lc 9,57).

Si te fijas en los verbos que utiliza el evangelista, ves que todos son verbos de movimiento: “ir”, “venir”, “seguir”…

«De camino» y «seguir a Jesús» son expresiones consideradas idóneas para describir un rasgo fundamental de nuestra condición: Como creyentes, como consagrados, somos gentes en camino y vamos siguiendo a Jesús.

CRISTO JESÚS: CAMINO Y DESTINO

Es como si Jesús estuviese desarraigado, como si fuese hombre de ninguna parte y de todas partes. De ahí que, si alguien quiere seguirlo, haya de desarraigarse, liberarse de peso y echarse con Jesús a los caminos:

Si quieres ser perfecto, ve, vende cuanto tienes, dalo a los pobres, y tendrás un tesoro en los cielos, y ven y sígueme (Mt 19,22).

Y ese desarraigo y seguimiento, que son norma de vida cristiana, han de ser considerados regla suprema de la vida religiosa:

Como la norma definitiva de la vida religiosa es el seguimiento de Cristo tal cual lo propone el Evangelio, todos los Institutos han de considerar esto como su regla suprema.

This content is locked

Login To Unlock The Content!

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -
Artículo anteriorEl síndrome de la cabaña
Artículo siguienteFelicidad y/o salvación

DEBERÍAS LEER

LA FRÁGIL ESPERANZA

0
  Entramos en tiempos nuevos aunque parezcan viejos.  Cada día, en realidad es un tiempo nuevo. Nada se repite, a pesar de lo que pensaba...

Que se acabe

Reino

Síguenos en Twitter


Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies