jueves, 20 junio, 2024

¡Qué diversos somos!

Jolanta Kafka

MISIONERA CLARETIANA (REUS, ESPAÑA)

Esta exclamación –¡qué diversos y qué diferentes somos!– es frecuente en muchas situaciones eclesiales y sociales.

Recuerdo haber visto hace años un florero en la capilla con flores de varios colores. No respondía a mis cánones de belleza o de armonía. ¡Qué raro! Me sorprendo y me digo: “Quien lo ha preparado seguramente tenía su visión”. Pero se adelanta mi hermana y, señalando el florero, exclama: “¡Qué diferentes somos! ¿Cómo se le ocurre poner las flores así?”. Le respondo: “Seguramente tenía su visión. Cuando ella mira nuestros floreros, seguramente dice lo mismo: ¡qué diferentes somos!”.

La diversidad no se puede negar. Lo difícil es abrazarla.

This content is locked

Login To Unlock The Content!

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -
Artículo anterior
Artículo siguiente

DEBERÍAS LEER

EL ESPÍRITU Y EL TEMOR A LA VIDA

0
No es verdad que no se den signos de cambio. Como tampoco lo es que sean tan difíciles de comprender. Lo que sí es...

Síguenos en Twitter