martes, 23 julio, 2024

Hurto, mentira y muerte

Mariano Sedano

Misionero Claretiano (San Petersburgo, Rusia)

 

No sabemos nada de él. Ni cómo se llamaba, ni de dónde venía. Sintió la llamada a entregarse a Dios en el Monasterio Blanco de Atripe, en el curso medio del Nilo, no lejos de Luxor. Allí vivía un ejército de más de 2000 monjes. Shenute, su abad, lo había transformado en un faro de luz que impresionaba a todos. Shenute era una personalidad poliédrica extraordinaria, de aristas cortantes. Hombre culto que conocía el griego, pero despreciaba la cultura. Acompaña a Cirilo y después a su sobrino Dióscoro a los Concilios de Éfeso y Calcedonia.

This content is locked

Login To Unlock The Content!

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -

DEBERÍAS LEER

«Hoy estamos llamados a integrar, no a separar»

0
Ignacio Virgillito Oficina de comunicación de la Prov. Claretiana de Santiago Vida Religiosa entrevista al P. Mathew Vattamattam, superior general de los Misioneros Claretianos, con motivo...

Síguenos en Twitter