jueves, 2 febrero, 2023

Contigo

Cuando el amor de mi vida no logra acallar la soledad,

y el éxito no me abre al agradecimiento, sino a ansiar más y más.

Cuando los fracasos y frustraciones me acercan a la desesperación.

Cuando mis buenos deseos no abren corazones, ni puertas.

Cuando me esfuerzo por amar y hago daño.

This content is locked

Login To Unlock The Content!

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -
Artículo anterior
Artículo siguiente

DEBERÍAS LEER

OYENTES Y SERVIDORES DE LA PALABRA DE DIOS (I)

0
“Que se cumpla en mí tu Palabra” (Lc 1,38). Otra de las actitudes fundamentales de los discípulos es la de ser oyentes y servidores de...

Síguenos en Twitter


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies