martes, 23 julio, 2024

Contigo

Cuando el amor de mi vida no logra acallar la soledad,

y el éxito no me abre al agradecimiento, sino a ansiar más y más.

Cuando los fracasos y frustraciones me acercan a la desesperación.

Cuando mis buenos deseos no abren corazones, ni puertas.

Cuando me esfuerzo por amar y hago daño.

This content is locked

Login To Unlock The Content!

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -
Artículo anterior
Artículo siguiente

DEBERÍAS LEER

«Hoy estamos llamados a integrar, no a separar»

0
Ignacio Virgillito Oficina de comunicación de la Prov. Claretiana de Santiago Vida Religiosa entrevista al P. Mathew Vattamattam, superior general de los Misioneros Claretianos, con motivo...

Síguenos en Twitter