NÚMERO DEL MES DE MAYO

0
1972

El número de VR de mayo incide en la calidad del tiempo pascual en las comunidades de los consagrados. La Pascua "trae respuestas" dice nuestro editorial. Pero para que estas respuestas cambien el tono vital, "nos tiene que reconocer como comunidades que en su orar, trabajar y gozar evoquen a Dios…y no se gasten en cómo ofrecerlo como bien de mercado". Comenzó el mes con el reconocimiento por parte de la Iglesia de Juan Pablo II como Beato, ofrece nuestra Revista un artículo inédito de alguien que también está gozando de la visión, P. Severino María Alonso. Marek Rackiewicz, redentorista polaco, encargado de la revisión del texto "Diario de una amistad" nos deja las claves, poco conocidas, de la redacción del mismo. Pedro Aliaga, Trinitario e historiador, nos ayuda a interpretar los movimientos de algunas fundaciones… Ni todo lo que nace es nuevo, ni lo que lleva con siglos de vida está agotado. Las secciones habituales de Samon, Aparicio, José Miguel Nuñez y Mariola ofrecen esa actualidad, siempre necesaria, en la formación continua de las comunidades. Mamerto Menapace, nos regala otra sugerente propuesta de Retiro… Y además, Mª Carmen Permuy desde Japón y Valentín N’Guessan desde Costa de Marfil nos cuentan algo sabido y lleno de vida: los religiosos están donde la vida está en peligro.

Pensando en voz alta, Seán D. Sammon
Juan Pablo II, maestro y profeta de la vida consagrada, † Severino Mª Alonso
«Frecuenta las reuniones de los ancianos». Provocaciones a partir de la experiencia de las antiguas familias religiosas, Pedro Aliaga
Desde el corazón de la ciudad, José Miguel Núñez
Retiro:¡Pobres!… ¿Bienaventurados?, Mamerto Menapace
Galería de Ancianos: Pedro, cuando seas viejo…, Ángel Aparicio
María, lugar de encuentro para todos los cristianos, Carlos Martínez
Complejísima red de caminos, José Cristo Rey García
Algo más que un pequeño «resto», Aquilino Bocos
Noticias
Cuando la tierra tembló y el mar se enfureció, María del Carmen Permuy
Regalarnos una tarde, Mariola López
Lectura recomendada, Francisco J. Caballero