miércoles, 25 mayo, 2022

Nuevas formas y estructuras en la vida religiosa y comunitaria

Es el momento de desarrollar y cuidar los encuentros significativos que propicien la comunidad posible para la vida,  la persona y la misión en nuestro tiempo

Luis A. Gonzalo Díez, cmf

Director de VR

En los  años que llevamos de siglo XXI hemos vivido –y estamos viviendo condensados– acontecimientos que podrían llenar siglos. La sucesión vertiginosa del tiempo pone en cuestión las estructuras estables de la modernidad en la sociedad, en la Iglesia y, por supuesto, en la vida consagrada apostólica. Nuestras estructuras comunitarias proceden de otro tiempo marcado por patrones comunitarios de impronta principalmente jesuítica, mezclados con esquemas de tipo monástico en los que predominaba un ascetismo rígido, la uniformidad, las prácticas espirituales y devocionales, la observancia regular1.

This content is locked

Login To Unlock The Content!

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -

DEBERÍAS LEER

Síguenos en Twitter


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies