martes, 26 octubre, 2021

Nicolás Barré, 400 años con nosotros…

Tuvo, como todos los profetas y adelantados de la historia, sus detractores dentro de la Iglesia y su misma orden, recogió lo más granado de las inquietudes educativas del siglo, las mejoró y les imprimió el sello de su fortaleza, ternura y sencillez

Manuel Diéguez Ramírez

La Europa del siglo XVII era un tablero de reinos emparentados entre sí y enfrentados en mil campos de batalla. La peste, la ignorancia y la pobreza tenían por contrapunto el lujo de unos pocos y toda suerte de excelentes científicos, pensadores y hombres de bien, gigantes ‘a cuyos hombros hoy seguimos caminando’…

Uno de estos hombres extraordinarios fue Nicolás Barré, del que se cumplen, el 21 de octubre de este año, cuatrocientos años de su nacimiento. Nicolás fue un religioso de la Orden de Francisco de Paula que había nacido en Amiens, Francia. Estudió con los jesuitas y brilló desde niño tanto en manualidades como en lo especulativo. A los 19 años ingresó en la Orden de los Mínimos, en cuyo convento parisino de ‘Place Royal’, hoy ‘des Vosges’, contempló ‘in situ’ los devaneos de la ‘crême’ intelectual europea, no exenta de vanidades, junto a la sencillez de aquellos ‘hombres buenos’ de Francisco de Paula.

This content is locked

Login To Unlock The Content!

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -

DEBERÍAS LEER

Síguenos en Twitter


Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies