jueves, 20 junio, 2024

¡Como un ladrón en la noche! Un relato transformador

Quizá sea el momento de iniciar drásticamente un “nuevo lenguaje” tanto en el Magisterio eclesial como en el congregacional. Acoger de Dios lo que nos propone, tan sencillo, y tantas veces, un simple relato, o una parábola.

José Cristo Rey García Paredes, cmf
Consejo de dirección de VR

Quizá no sea posible. Quizá parezca poesía y mera ilusión. Pero nos estamos volviendo demasiado prosaicos. ¡Cuántas palabras necesitamos para transmitir un mensaje! Siempre he pensado que los documentos eclesiales y congregacionales, necesitan una reducción drástica. Hay documentos eclesiales tan extensos (¡páginas y páginas, números y números!), que lo más sugerente de ellos es, a veces, el título y algunas citas inspiradas: reducidos a pocas expresiones mostrarían una enorme energía transformadora. Pero con tales proporciones nos cansan… hemos de sobreponernos para llegar hasta el final… sin deseos de volver de nuevo sobre ellos. Lo único que queda es esperar otra “novedad”. Lo mismo puede ocurrirnos con nuestros documentos capitulares y nuestras propuestas que pretenden abordar todos los temas y responder a todas las situaciones.

Quizá sea éste el momento de acabar con ese estilo e iniciar drásticamente un “nuevo lenguaje” tanto en el Magisterio eclesial y congregacional. No agradamos a Dios por comprometernos a tantas cosas, sino acogiendo humildemente lo que Él nos propone, tan sencillo, y tantas veces como un simple relato, o una parábola.

This content is locked

Login To Unlock The Content!

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -
Artículo anterior
Artículo siguiente

DEBERÍAS LEER

EL ESPÍRITU Y EL TEMOR A LA VIDA

0
No es verdad que no se den signos de cambio. Como tampoco lo es que sean tan difíciles de comprender. Lo que sí es...

Síguenos en Twitter