El Misterio que desborda

Estas fechas suelen ser de gran actividad pastoral… llevamos semanas organizando actividades para jóvenes y no tan jóvenes. Estoy pasando de una Prepascua a una Pascua Juvenil sin perder de vista una Pascua Familiar que me «toca de refilón». Y, entre tanto buscar, desear e intentar que estos días sean también de “pascua”, de paso de Dios por la vida de algunos, me entra cierto temor de no dejarme tocar yo por este Misterio que se escapa. No quisiera que ayudar a otros a vivir tanto Amor entregado me distrajera de vivirlo yo, de asombrarme yo, de adorar lo que se me escapa.

¿Dónde está el truco para que no se me escapen estos días “entre los dedos” sin haberlos saboreado? Tengo la intuición de que cuanto menos me preocupo y más le dejo a Dios que haga, cuanto más confío poniendo en Sus Manos… menos estorbo a su paso y más margen le doy a que entre también en mi vida.

¡Que así sea!… ¡Buena Semana Santa a todos y todas!

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
¡Comparte en Twitter este post!

Una respuesta a El Misterio que desborda

  1. MªJosé dijo:

    Feliz Pascua a ti también, gracias por tus palabras. Un abrazo.

Responder a MªJosé Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *