EN EL CAMINO: LO PEQUEÑO ES GRANDIOSO

0
709

(Ignacio Madera, Colombia). Nos acosa una mentalidad del predominio de la fuerza y el poder. Vivimos en no pocas ocasiones una cierta nostalgia sin esperanza cuando nos viene el recuerdo de los tiempos en los que la vida religiosa tenía noviciados con cientos de candidatos o candidatas y casas de juniores de inmensos corredores y edificios grandiosos. Con cuánta facilidad nos olvidamos que el cristianismo no nació de la grandeza y el poder, de las multitudes y las posesiones sino de la humilde fragilidad de un niño nacido en las periferias de Belén, según la tradición de los evangelistas.

El cristianismo se nutrió de lo pequeño para hacerse grande. Los primeros cristianos fueron pequeñas comunidades de pobres que impactaron por su manera de vivir y ser y por ello muchos y muchas se fueron uniendo a su aventura apasionada. Los fundadores y fundadoras iniciaron en la sencillez y el sacrificio su búsqueda de implantar en el corazón de la Iglesia santa una novedad que hiciera más nítido su rostro evangélico y evangelizador. Por eso muchos otros se unieron y lograron la grandeza de lo que han sido nuestras órdenes, congregaciones o institutos. Entonces, ¿por qué no valorar una vez más la pequeñez, la fragilidad y no olvidar que la grandeza estará en vivirla desde un claro y nítido testimonio evangélico?

La bondad de Dios apareció en la humildad de la familia de María y José. Y desde allí fue creciendo progresivamente la grandeza de la vida, la predicación, la actitud ante la conflictividad y el conflicto mayor que fue su juicio y su asesinato en la cruz, Jesús de Nazaret, el Cristo, el Señor.

Cuando llega Navidad es ocasión de recuperar en nuestra vida como religiosos y religiosas el valor de lo pequeño, de la simplicidad y del despojo, para descubrir allí la posibilidad de engrandecer una vida que no vive del poder, las posesiones, el prestigio y la riqueza sino de la pasión sin igual de ser presencia de  entrega al servicio a los pobres y excluidos de todos los mundos del poder.