miércoles, 17 agosto, 2022

¿Y si ganamos la pulseada?

DANIELA CANNAVINA
CAPUCHINA DE LA M. RUBATTO. SECRETARIA GENERAL DE LA CLAR

Pasan los días y la pandemia parece no aflojar en la pulseada. El virus nos sigue visitando y exige que nos sentemos a reflexionar y replantear nuestro modo de “estar” en el mundo como vida religiosa. Su presencia, que no tarda en traspasar rápidamente las fronteras, nos hace palpar y visibilizar un mismo destino incierto.

Intentar reconocer a Dios en toda esta realidad que ha afectado a gran parte del mundo, no es tarea fácil. Se requiere volver los ojos hacia ella una y otra vez, los oídos a los gritos, y las manos a los gestos sanadores y cuidantes. Somos poseedores de una gran noticia: y es que en Jesús, Dios se humanizó y con sus acciones y palabras nos mostró cuál es el camino para alcanzar una verdadera humanización. Al igual que sus manos, que tocaron y sanaron todo tipo de enfermedades, también nosotros estamos invitados a “tocar la carne sufriente de Cristo en el pueblo” (EG 24).

This content is locked

Login To Unlock The Content!

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -

DEBERÍAS LEER

Súplica de pobre

0
Hoy entramos en el misterio de la celebración con el canto de esta súplica: “Dios mío, dígnate librarme; Señor, date prisa en socorrerme. Que...

Prepárate como toca

Por pedir que no quede

Síguenos en Twitter


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies