TODO ES GRACIA

0
363

JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO

Ha llegado con su halo de tiempo último la fiesta de Jesucristo Rey del universo. Es día de elecciones en España; es un día como otro en la vida de los pueblos; es otro día de sufrimiento, tal vez ya sin esperanza, en la vida de muchos pobres.
Me preguntaba qué podría compartir hoy con mis amigos. Y alguien dijo: _Sólo podrás compartir lo que hayas recibido.
Ahora me pregunto qué es lo que no he recibido, que es algo así como preguntarse qué es lo que no he de agradecer. Y eso significa que tú, otro, eres mi única posibilidad de ser. Incluso si me adelantas en línea continua y pones en peligro mi vida y la tuya, tú me estás ayudando a tomar conciencia, no de ‘lo que soy’, sino de ‘que soy’.
Si tanto recibo de ti, incluso cuando me amenazas, qué será lo que recibo de Dios, del Amor del que he nacido, de su Espíritu que me habita y me sostiene.
En este día de fiesta para los hijos de Dios, para los ciudadanos de su Reino, sólo quiero recordar contigo la gracia de haber conocido a un Rey tan deseable, tan amable, tan cercano, tan poderoso. Lo hago con las palabras del salmista: “El Señor es mi pastor, nada me falta, en verdes praderas me hace recostar, me conduce hacia fuentes tranquilas y repara mis fuerzas…”. Lo hago también con palabras que Clara de Asís escribió a Inés de Praga: “Dichosa, en verdad, aquella a la que se le ha dado gozar de este sagrado banquete y apegarse con todas las fibras del corazón a aquel… cuyo amor enamora, cuya contemplación reanima, cuya benignidad llena, cuya suavidad colma, cuyo recuerdo ilumina suavemente, cuyo perfume hará revivir a los muertos”.
Todo lo recibimos, todo es regalo, todo es gracia, todo es de agradecer. Y la gracia que todas las encierra es nuestro Rey y Señor Jesucristo.

P.S.: Admonición de Teresa de Jesús: “Adonde el demonio puede hacer gran daño sin entenderle, es haciéndonos creer que tenemos virtudes no las teniendo, que esto es pestilencia. Porque en los gustos y regalos parece sólo que recibimos y que quedamos más obligadas a servir; acá parece que damos y servimos, y que está el Señor obligado a pagar, y así poco a poco hace mucho daño. Que por una parte enflaquece la humildad; por otra, descuidamos de adquirir aquella virtud que nos parece la tenemos ya ganada”.
Buen criterio parece de discernimiento éste de ser agradecidos por lo que recibimos y sentirnos más obligados a servir.
Feliz día de Jesucristo Rey del universo.