sábado, 25 junio, 2022

Mitades

A veces todavía se puede oír en algún mercado y en boca de gente mayor esta frase: “Ponme cuarto y mitad de…”. Esa medida peculiar, si pasa por la calculadora se convierte en 375 gramos, pero pierde por el camino esa chispa de mitad… En la Biblia hay mitades memorables, alguna con un punto siniestro aunque no se cumpliera, como aquel famoso juicio de Salomón que, para hacer justicia a las dos mujeres que litigaban por el mismo niño, sentenció que se partiera a la criatura en dos mitades. (1Re 3,16 ss). Un salmista enfermo suplica a Dios: “¡No me arrebates en la mitad de mis días!” (102, 25) y vuelven a aparecer las mitades cuando Zaqueo dice a Jesús: “Señor, la mitad de mis bienes se la doy a los pobres…” (Lc 19,8).

This content is locked

Login To Unlock The Content!

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -
Artículo anteriorRompehielos
Artículo siguienteTres claves para comenzar bien el año

DEBERÍAS LEER

Ha subido el pan

0
Ha subido la alimentación en general y, en especial, lo más básico. Y en este vertiginoso cambio de cifras se tambalean nuestras seguridades. Ahora...

PERSONAJES SIN VIDA

Síguenos en Twitter


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies