Los religiosos de Brasil inician un proyecto intercongregacional para ayudar a niños mutilados en Haití

0
334

La Conferencia Episcopal de Brasil ha aprobado por unanimidad el “Proyecto de la Iglesia de Brasil, solidaria con Haití”, presentado al Consejo Permanente de la CNBB por el Consejo de Religiosos de Brasil (CRB) y Caritas Brasil. La iniciativa trata de crear un equipo multidisciplinario de religiosos y religiosas que prestarán su servicio a la capital haitiana de Port au Prince. El Consejo Misionero Nacional (COMINA) es el responsable de la coordinación del proyecto que reúne a las fuerzas de la Iglesia misionera en Brasil. Se trata de la creación de una comunidad religiosa en Haití para ayudar a los niños mutilados víctimas del terremoto. La comunidad tendrá estará en funcionamiento por un mínimo de 5 años y un máximo de 10. El grupo estará ompuesto por un equipo multidisciplinario: religiosos, médicos, enfermeras, terapistas, fisioterapeutas, educadores, trabajadores sociales pertenecientes a diferentes congregaciones religiosas.