Liderazgo como “la Roja”

0
623

El fútbol ha copado los informativos de los últimos días y ha dado un respiro a las malas noticias. Las calles se han llenado de gente de todo tipo unidos por un motivo: agradecer y celebrar la victoria futbolística y todo lo que ello conlleva. Y es que un deporte ha conseguido aunar los colores más diversos y los criterios más opuestos. Pero, más allá del análisis sociológico, me interesan los ingredientes de este grupo de jóvenes triunfadores. He seguido los partidos con asiduidad y lo que siempre han destacado los comentaristas deportivos es el buen entramado del grupo, el “buen rollo” entre ellos, prueba de ello es como pasan unos a otros, como Torres cede un gol a Mata, o Casillas dice que no hay que cebarse con el contrincante… 4-0 ya está bien. Y es que, lejos de protagonismos individualistas como la Portugal de CR7 o la Italia de Balotelli, en la selección española no encontramos grandes protagonistas, sólo hay uno grande y ese es el equipos… y esto es como conseguir la cuadratura del círculo.

Siempre vemos en un segundo plano a un señor mayor, Vicente del Bosque, tranquilo y afable sembrando confianza y respeto, que da al equipo el poso que la juventud todavía no tiene. El seleccionador me evoca el estilo de liderazgo que necesita hoy la vida religiosa, sin imponer, con mano blanda pero siempre ahí, permitiendo que cada uno de lo mejor de sí. Un autentico “mecenas” que en los tiempos que corren es rara avis porque lo más frecuente es buscar el propio protagonismo la notoriedad y el aplauso. La selección española nos muestra que con esfuerzo y sentido, nosotros diríamos comunidad, es posible el presente creativo y el futuro alentador.

 

En medio de un ambiente turbulento de crisis una vez más y gracias al contraste que nos ofrece la gesta de la Roja, descubrimos que la crisis tiene un origen ético, de valores, de falta de aunar voluntades en pro de un proyecto común… Definitivamente la crisis es de identidad y pertenencia.