miércoles, 18 mayo, 2022

BUCEANDO EN LA VIDA…RELIGIOSA

Poner la vida en manos de otro
Publicado el 26 enero, 2011 por ianireangulo
Ayer estuve en la sala de espera de un médico en la que apenas entran nueve asientos bien apretados. El sitio es tan pequeño que tienes que tener cuidado al cruzar las piernas y resulta bastante sencillo llevarse algún virus que no traías. Eso sí, las paredes estaban absolutamente llenas de diplomas, reconocimientos y certificados de mil y un cursillos… había cuarenta (me entretuve en contarlos… el aburrimiento da para mucho!). (Seguir leyendo en el blog)

 

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -

DEBERÍAS LEER

AL DESPUNTAR EL ALBA (JN 20,1-18)

0
Una mujer, en el primer día de la semana, aún en medio de la oscuridad preñada de luz, se dirigió presurosa a enfrentar la...

COMO ÉL

“MI CREDO”

Quién y cuál

Síguenos en Twitter


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies