Gatos romanos

SAMSUNGPases por donde pases en Roma te encuentras alguna ruina arqueológica. En cualquier esquina tropiezas con restos de un pasado glorioso que forma ya parte de la historia. Y, en medio de las ruinas, proliferan gatos gordos (aunque Garfield diría, más bien, que son “anchos de huesos”). Están pasaditos de peso porque los turistas se entretienen dándoles de comer y han perdido la agilidad necesaria para correr detrás de su propio alimento.

Cada mañana paso por la plaza Vittorio Emanuele y pienso en que no me gustaría ser como esos gatos: guardianes de ruinas que fueron majestuosas en algún momento, animales con sobrepeso que han perdido toda capacidad de reacción rápida y que acaban domesticados por los visitantes, incapaces de reaccionar con rapidez a lo que sucede alrededor.

Protagonistas estáticos de una estampa del pasado. Los religiosos y religiosas ¿acabaremos convertidos/as en gatos romanos?

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
¡Comparte en Twitter este post!

Una respuesta a Gatos romanos

  1. Guadalupe dijo:

    Hola Ianire: El otro día, solo quería despedirme y fuí inoportuna ¿no? Supuse que el siete ibas de viaje por la tarde o algo así. Leyendo Los gatos romanos, son sugerentes las frases «guardianes de ruinas que fueron majestuosas», «perdido capacidad de reacción» y «domesticados» y te preguntas, me preguntas si las religiosas acabaremos así.
    Hacen eco en mí, «incapacidad de reacción» y «domesticados». Ésta última me sugiere que he de seguir luchando por encontrar mi propio camino, aún cuando sea parte de una comunidad religiosa. Descubrir a lo que Él, me llama y atreverme a serlo, en libertad y dejándome guiar por su Espíritu… indispensable para no vivir domesticada por mi egoísmo, mi ceguera, mis límites. Él ya venció la batalla por mí, ¡es pascua! pero yo no le dejo ¡qué necedad! Una oración por mí en aquella ciudad apostólica. Un beso y fructífera estancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *