Banda sonora

Hay momentos en los que, sin pensar demasiado, te surgen canciones que se convierten en “bandas sonoras” de una temporada. En ellas, el corazón se siente cómo y “dicho” en sus palabras. Se me convierten en ocasión de relación con Aquél que camina a mi lado.

Ésta es mi “banda sonora” de estos días… una canción de Ain Karem que se me viene haciendo fuerte de una temporada para acá. Os comparto la letra que incluye, además, el “extra” de mi agradecimiento a ellas, hermanas y amigas, y a todos los que son capaces de poner letra y música a lo que vive el corazón creyente.

Palabra encarnada del Padre en llanto de un recién nacido,                     pequeño entre los más pequeños, Dios hecho niño.

TE CANTO, MI BIEN, TE ADORO, MI DIOS,                                                 FUERTE FRAGILIDAD, SOBERANA POBREZA,                                               DESNUDO EN LA CUNA Y LA CRUZ,                                                           AMOR QUE NO TIENE FRONTERAS.

Pesebre de nuestra esperanza, luz que rompe las tinieblas,                           fuente de nuestra alegría, Dios hecho niño.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
¡Comparte en Twitter este post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *