A VUELTAS CON LA REORGANIZACIÓN

0
75

Aquilino Bocos Merino
Caminando hacia la aurora.
Reorganización de estructuras en la vida consagrada

Frontera-Hegian, Vitoria 2010, 134 pp.

Vida Religiosa
Espiritualidad y reorganización
Cuaderno 3/2009/Vol. 106. 80 pp.

El cambio de época, las edades y los números, la reducción de presencias y servicios, pero también la conciencia sobre la misión eclesial y social, la riqueza de sabiduría y prudencia, el compromiso por la verdad, la justicia y la paz son algunos de los motivos que han generado la reorganización. El principio de realidad nos indica que son muchos los institutos religiosos que están inmersos, desde unas motivaciones u otras, en verdaderos procesos reorganizativos y los que no lo están, no pueden perder este tren. La reorganización, más allá de un tema de actualidad y más allá de su dimensión jurídica como reestructuración, implica y conlleva afrontar preguntas fundamentales para el hoy de la vida consagrada.

Esta revista en su número monográfico de…. lo abordó y quiso hacerlo desde la espiritualidad. Reorganizarse no es hacer más funcional o productiva a una institución, es ver en el momento presente qué es lo que Dios quiere de nosotros como comunidad que camina hacia el Señor. En esta publicación varios autores analizaron la reorganización desde la teología, la espiritualidad… Y también desde la experiencia puesta en marcha por algunas congregaciones. Teoría y praxis hacían de este monográfico una muestra señera de los componentes reorganizativos.

El P. Aquilino Bocos, especialista en esta materia, acaba de publicar en los cuadernos Frontera-Hegian: “Caminando hacia la aurora. Reorganización de estructuras en la vida consagrada”. Título sugerente quiere enfatizar el “desde donde” realizar el discernimiento y el proceso a seguir en la reorganización. Caminar hacia la aurora es caminar hacia la vida nueva, plena y perfecta que Cristo nos ofrece.

Este número se estructura según el método ver, juzgar y actuar. En la primera parte el autor extrae una serie de interesantes constataciones de los institutos que han llevado a cabo este proceso. La segunda y tercera parte nos dan claves para entender y afrontar la reorganización, tales como realismo y lucidez, la convicción de estar vivos, en proceso de renovación, relación entre congregación y organismos mayores, la revitalización carismática, hacer de la misión el eje central y articulador, innovación estructural para la mejora organizativa. El proceso a seguir desde que se inicia a su conclusión es descrito en el capítulo cuarto. La riqueza de este número es que al abordar el tema desde distintos ángulos –espiritual, teologal, experiencial- da una visión de conjunto o global que sugiere y motiva al cambio pero siendo fieles a Dios hoy. Es interesante también la breve bibliografía que aporta sobre la reorganización.

En definitiva estamos ante dos instrumentos de suma utilidad para nuestro momento vital, dos herramientas para ser leídas pero sobre todo repensadas y dialogadas, que nos pueden ayudar, como dice Bocos Merino a: “Poner la mirada en Jesús y resituarnos en su Iglesia, en todo su entramado de relaciones y vinculaciones carismáticas y ministeriales, a repensar nuestras opciones, presencias y servicios”.