42 Semana de Vida Consagrada

0
356

Comienzo

“Sois por vocación buscadores de Dios. Buscáis lo definitivo, buscáis a Dios.” (Benedicto XVI)

Hoy martes 2 de abril a las 17.00 horas, el P. Luis A. Gonzalo ha dado la bienvenida a todos los participantes a la 42 Semana de Vida Consagrada. Nos ha recordado que este año estamos reunidas más de 500 personas de 80 familias religiosas que no se cansan de buscar a Dios y “esa búsqueda incansable de Dios es nuestra razón de ser”. Deseando lo mejor para estos días, va dando el turno de palabra a:

Monseñor Renzo Fratini, nuncio apostólico en España. En primer lugar hace un breve recorrido repasando cómo la vida religiosa siempre ha buscado a Dios. Nos invita a seguir haciendo de Dios el centro de nuestras vidas. Concluye con unas palabras del cardenal Bergoglio, hoy Papa Francisco, que invitan contemplar y adorar a Cristo para ir a las periferias.
Monseñor Jesús Sanz, Arzobispo de Oviedo y miembro de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada. Utilizando un símil cromático dice que los distintos carismas somos como diferentes colores y que la suma de todos los colores da el color blanco. Todos los carismas en comunión nos unimos en Jesús Resucitado, el color blanco pascual.

Monseñor Eusebio Hernández, también miembro de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada. Indica que “se siente en casa”, agradece el que se organicen estas jornadas y augura que esta semana sirva para avivar en el corazón de los religiosos la búsqueda constante de Dios.
P. Elías Royón, presidente de CONFER. Señala que en el Año de la Fe esta semana va directa al corazón mismo de la vida consagrada: la búsqueda de Dios y la alegría de le fe. Recuerda las palabras del Papa Benedicto XVI en las que decía que los religiosos son enviados a los hombres para ofrecerles con la vida y la palabra el don del Evangelio.

P. Luis Ángel de las Heras, provincial claretiano de la provincia de Santiago. Recuerda que la alegría de creer es un reto para la vida religiosa. Invita a seguir buscando razones para creer.

P. Bonifacio Fernández, director del ITVR. Presenta el tríptico de reflexiones que nos acompañarán estos días: 1) la alegría de creer; 2) Dios de alianza: la fe sólo crece creyendo; y 3) pasión de Dios, pasión por Dios. Recuerda los objetivos marcados para esta semana y comparte con los asistentes que el primer título para esta semana fue el de “Buscadores buscados” para resaltar que “lo importante no es saber si creemos en Dios, sino que lo importante es saber que Dios cree en nosotros”.

La primera conferencia corre a cargo de fray José Rodríguez Carballo, Ministro General de los Franciscanos y Presidente de la USG, y lleva por título “¿Qué quiero decir cuando digo ‘creo en Dios’?” Comienza invitándonos a preguntarnos: “¿cómo es la salud de nuestra fe?” En un contexto marcado por la apostasía es justo y necesario preguntarnos: “qué quiero decir cuando digo creo”. Esta pregunta ha de ir acompañada de otra: “¿qué significa creer?” Decir “creo en Dios” es confiar en Él, acoger su amor, dejarse fundar por Él… Para un cristiano y para un consagrado, creer es sinónimo de sequela, es aprender a ser y vivir como Jesús. La fe supone un encuentro vivo con la persona de Jesucristo y el consagrado se lo juega todo en el encuentro con Él. Invita a que los religiosos sean “mendicantes de sentido”. Apunta con optimismo que los consagrados “todavía tenemos cartas que jugar” desde la minoridad.
Concluye recordando que la fe es un don de Dios y una tarea que cada uno de nosotros tenemos que cultivar. La fe es la única que hará posible que la vida consagrada sea voz profética en nuestro mundo. Más allá de la cantidad lo que nos tiene que quitar el sueño es nuestra autenticidad