EN TUS MANOS UN MUNDO NUEVO

0
538

Autovía TangerMed-Ceuta; zona de Beliones: También mi compañero camerunés se quedó frío… Aquellos hermanos perdiéndose en el bosque, en la niebla, en la noche… arrancados de la vista, de nosotros…

En el bosque se perdían los “impuros”, los excluidos, los ilegales, los irregulares, los condenados a la soledad y a la intemperie… los leprosos que para los que no hay lugar en nuestro campamento…

Se han ido ateridos… empapados… envueltos en una nube de escalofríos…

Lluvia y viento… Lo que para todos es vida, para ellos es también sufrimiento, enfermedad, miedo, noche…

Aquella tarde vimos ropas que ya no arropaban, vimos a niños que ya no eran niños –habían vivido vidas enteras antes de llegar a este horror-, vimos sueños empapelados de tristeza, miedos somatizados que parasitan la mente y roban la vida.

Al volver, rezamos… Los dos lo necesitábamos…

Pateras: Días antes, mientras el grupo de emigrantes intentaba hacerse con un lugar en la patera, en el agobio del momento, una niña cayó de los brazos de su padre… cayó y -¿se  ahogó?- murió… y han arrestado al padre…

Al otro lado de la frontera: Si tomas nota de lo que es noticia, desde hace una eternidad y sin días para una tregua, se habla de robo, corrupción, violencia, nacional-insolidaridad, frivolidad…

La política ha degenerado en arte de alcanzar el poder, servirse de él en beneficio propio, y adquirir la capacidad de seducir a la sociedad lo suficiente para eternizarse en él.

La economía, desde tiempo inmemorial, pone el capital por encima del trabajo, lo financiero por encima de lo humano, y, entre dinero y dignidad, se queda siempre al lado del dinero.

Para ese mundo surrealista resulta imprescindible el circo, la evasión, el diversivo, de modo que, ocupados en interpretar el humor de las estrellas, olvidemos con tranquilidad de conciencia a los hambrientos de la tierra.

Abolida la esclavitud obligada, nos hemos vuelto esclavos voluntarios. Y en nuestra jaula dorada, puede que reclamemos más alpiste, pero hemos olvidado el sabor de la  libertad.

Pascua: Los de la autovía, los de las pateras, los de la jaula, todos necesitamos salir de la opresión, de la esclavitud; para todos es tiempo de éxodo, para todos es posible un mundo nuevo, todos somos llamados a hacernos humanidad nueva; para todos se ha hecho posible la vida, la libertad, la Pascua…

Dios a todos nos ha hecho capaces de Dios.

En Cristo Jesús, se nos ha revelado y se ha hecho posible para el hombre el mundo de Dios… el mundo de la libertad que es Dios.

Cristo Jesús es el camino que lleva a Dios: Síguelo, imítalo, haz tuyos sus sentimientos, comúlgalo.

Si él vive en ti, si en ti él continúa partiendo con el hambriento el pan de su vida, “brillará tu luz en las tinieblas, tu oscuridad se volverá mediodía”… “serás un huerto bien regado, un manantial de aguas cuya vena nunca engaña”. Entonces en ti la liberación, el mundo nuevo, el evangelio, el reino de Dios, se hará cercano a los pobres.

Sólo nos falta convertirnos y creer.