Rutinas

0
361

¡Cómo nos cuesta retomar las rutinas! Hasta al tren le cuesta, que esta mañana ha estrenado el mes de septiembre con retraso. Bostezos, miradas perdidas, personas que paseaban por el andén como leones enjaulados y cada diez segundos estiraban el cuello para ver si se asomaba en el horizonte la ansiada luz del tren que tenía que haber llegado… ¡todo un estudio sociológico antes de las 7 de la mañana!

Lo más probable es que en estos días nos pase como al tren de hoy, que sintamos que vamos “con retraso” a la vida y que tengamos que “desoxidarnos” para llevar adelante lo que antes del verano nos resultaba mecánico. Menos mal que Dios, como mis compañeros de espera de esta mañana, espera pacientemente a que cojamos el ritmo… con más paciencia que nosotros mismos.