sábado, 24 febrero, 2024

Encontrándonos

Este último domingo de adviento nos presenta el encuentro de María con Isabel. Un encuentro que nace de la intención de cuidar, de acompañar que María tiene y que Isabel agradece.

Encuentro también de Juan y Jesús en los vientres de sus madres que anticipa lo que ha de venir revestido de saltos de alegría.

Y la Navidad, ya pronto, no deja de ser eso: encuentros dichosos que nacen del cuidado. Encuentro de Dios con Dios en la encarnación. Encuentro de Dios con el ser hermano en un pesebre. Encuentro de los seres humanos entre sí por un Dios niño. Encuentro de nosotros mismos con nosotros en ese cuidado por los demás que se prolonga en lo encarnativo.

Encuentros felices, duros, preocupados, alegres, sencillos, tristes, desmesurados, esperanzados. Encuentros que son Navidad de Enmanuel en un Dios cuya madre se llama María de los Encuentros.

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -
Artículo anterior
Artículo siguiente

DEBERÍAS LEER

Confesiones de un sacerdote digital

0
Heriberto García Arias Gonzalo Fernández Sanz Director de VR   A diferencia de los primeros discípulos de Jesús, que “dejaron inmediatamente las redes y lo siguieron” (Mc 1,18),...

Peregrinar con esperanza

Síguenos en Twitter


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies