Una «pareja de hecho»

En el tiempo ordinario y en las lecturas diarias no suele haber ninguna relación entre la primera y el evangelio, pero el otro día la liturgia presentaba dos personajes que me parecieron que hacían una muy buena pareja: Ana, la estéril madre de Samuel (1Sam 1,9-18), y el endemoniado que se encuentra con Jesús en la sinagoga (Mc 1,23-26). Ya sé que no lo parece a simple vista, pero ambos tienen en común un modo poco “políticamente correcto” de relacionarse con el Señor.

Ana es una mujer que sufre porque es incapaz de engendrar vida en su seno. Toda la amargura y el dolor que llenan su corazón los vuelca sin reserva ante Dios, hasta el punto de perder toda compostura y que los demás piensen que está borracha. Del endemoniado que nos dibuja Marcos no sabemos nada, sólo que salta por los aires toda censura para dirigirse a Jesús en unos términos trasgresores: “¿Qué tenemos contigo, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a destruirnos?” (Mc 1,24). Los dos, tras encontrarse con el Señor de esta manera tan desencarnada, quedaron transformados. Si bien Ana “ya no parecía la misma” después de desahogarse en el santuario (1Sam 1,18), también el espíritu inmundo abandonó al poseído obedeciendo al Galileo.

Quizá esta “pareja de hecho” que reunió el otro día las lecturas de la liturgia se nos convierte en una invitación a que nuestra relación con Dios no quede configurada por el formalismo o el lenguaje moderado, sino por esa honesta confianza de quienes no tienen reparo en perder las formas externas por expresarse en verdad o de quienes son capaces de verbalizar esa inconfesable sospecha de que, si dejamos entrar a Jesús en nuestra existencia, es muy capaz de ponerlo todo “patas arriba” y  algo en nosotros va a ser destruido. Quizá esta sea la forma de dejarle a Él que nos vaya transformando por dentro.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
¡Comparte en Twitter este post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *