«Reaviva la pasión… ¡ten una aventura!»

Hace solo unas semanas que han quitado de la boca de metro que suelo utilizar un anuncio publicitario al que le he dado muchas vueltas. No sé exactamente qué es lo que anunciaban o, más bien, creo que no deja de sorprenderme lo que anunciaban, pero el anuncio decía así: “¿Estás casada? Reaviva la pasión, ¡ten una aventura!” y, por si me quedaba alguna duda, indicaba que se contaba con “100% discreción”.

No tengo mucho que decir sobre esta apología de la infidelidad pero sí sobre la invitación a reavivar la pasión que, a lo mejor tiene razón y está muy relacionado con vivir lo cotidiano como una aventura: sin dar nada por supuesto, asombrándonos de lo cotidiano, vigilando con el ojo de reojo por dónde nos sorprende hoy el Jefe, viviendo las dificultades como retos…

No hace falta inventarse nada nuevo, ni refugiarse en la emoción de lo prohibido, ni salir huyendo de “lo de todo los días”… hace falta apostar cada mañana y pedir el don de vivir con hondura e intensidad, con pasión, lo ordinario convirtiéndolo en una aventura extraordinaria. Eso sí… ¡también con el 100% de discreción!

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
¡Comparte en Twitter este post!

2 respuestas a «Reaviva la pasión… ¡ten una aventura!»

  1. Maribel dijo:

    Creo que has dado en el clavo, vivir lo ordinario con pasión es lo extraordinario. Un abrazo linda.

  2. José Miguel Ochoa dijo:

    No hay aventura más fascinante que la de descubrir cada mañana la gracia y la misericordia que Dios nos concede,cada día,con absoluta gratuidad. Pero como bien dices, hay que vivir apasinadamente la vida para darnos cuenta.
    Gracias por tu invitación y tu pasión aventurera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *