De caminos y metas

Estoy disfrutando en estos días de tener entre mis manos el resultado de muchos meses de trabajo (sí: tesina terminada). Después de una larga y costosa gestación, con muchos momentos de disfrute y de esfuerzo, tengo ante mí una «criatura» que va a salir muy pronto del nido. Y, en medio de esta satisfacción de concluir una tarea, se me ocurre pensar que lo más interesante ha estado, no tanto en el resultado como en el camino.

Y es verdad que tengo una “laguna” en mi vida por no haber hecho nunca el Camino de Santiago (creo, además, que para esto también «se me ha pasado el arroz») pero me hago una idea de lo que deben sentir los peregrinos cuando pasan bajo el Pórtico de la Gloria y huelen al incienso del botafumeiro.

El recorrido es lo que importa, lo que marca, lo que acumula experiencias y lo que te hace crecer. Así es la vida… disfrutar del camino.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
¡Comparte en Twitter este post!

Una respuesta a De caminos y metas

  1. Marisela dijo:

    Comparto esa sensación porque la he experimentado, «el camino es el que nos enseña la mejor forma de llegar, y nos enriquece mientras lo estamos cruzando» la experiencia nos adentra cuando hacemos de ésta el mejor camino para los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *