Expertos y expertas en humanidad

Hay momentos en los que ciertas certezas se me hacen especialmente fuertes, se me vienen a la cabeza y al corazón propulsadas por lo cotidiano… como una especie de “música de fondo” que comparten distintas experiencias y momentos en los que encuentro algo común. Últimamente se me hace fuerte la certeza de que lo único importante es cuidar a las personas y no lo que hagamos, las actividades que llevemos adelante o lo bien que cumplamos nuestras responsabilidades.  

Especialmente quienes compartimos la vocación a la vida consagrada dentro de la Iglesia deberíamos ser especialistas en reconocer y hacer sentir a cada persona que es importante para nosotros independientemente de que responda como desearíamos o que haga aquello que nos gustaría: Dignos, valiosos y “amables” incondicionalmente. Expertos y expertas en “perder” el tiempo, en ocuparnos y preocuparnos, en acoger las fragilidades, búsquedas e inquietudes… y compartir las nuestras con sencillez. Querer por nada, como respuesta agradecida de sabernos amados y amadas hasta el extremo por nada, por pura Gracia.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
¡Comparte en Twitter este post!

4 respuestas a Expertos y expertas en humanidad

  1. Antonio Cano dijo:

    Hola Ianire. Perdón por lo del nombre. Totalmente de acuerdo con tu meditación. Me ha gustado lo de «por nada»

    Nos vemos.

  2. Mª Carmen Mira Marco dijo:

    Dice Dios:» lo que hagas a unos de mis hermanos a mi me lo haces».
    El nos pide, he invita, a ese despertar en nuestro interior. A esa llamada a la caridad humana, a esa virtud, que se lleva dentro, en el corazón.
    Comparto , que lo mas importante somos los seres humanos, antes que nada. Lo único que tiene valor en la vida, es la vida humana; de hay que luchemos de verdad por no dañarnos unos a otros. Y que aunque hallan casos en los que nos cueste ver a Dios en los hermanos, no nos dejemos llevar por otros sentimientos que despierta el «tentador». Todo ello nos lleva a cuidarnos unos a otros. CARIDAD HUMANA.

    Un fuerte abrazo.
    Mª Carmen Mira Marco.
    Si en la presencia, de Dios, cuando vamos a la eucaristía vivimos la Fé en comunidad, y nos sentimos comunidad allá en la parroquia que estemos sea cual sea, y aprendemos a vernos todos con amor, y a saber transmitir al prójimo con acciones , es decir saber transmitir al hermano con la acción del amor esa caridad humana, entonces estamos aprendiendo algo, que a su vez transmitimos a los hermanos y ellos mismos aprenden. En ese conjunto aprendemos todos a sentir en nuestros corazones la efusión del espíritu de Dios.

  3. Mª Carmen Mira Marco dijo:

    Queria terminar diciendo algo que sin querer se mezcló con el texto.
    Siento la falta de claridad y la confusión al plasmar el texto y al mezclar ..
    Repito diciendo:
    En ese conjunto de acción de amor se aprende a sentir en nuestro corazón la efusión del Espíritu de Dios.
    Todo ello nos lleva a cuidarnos unos a otros.
    A lo que llamo: CARIDAD HUMANA.

    Un fuerte abrazo.
    Mª Carmen Mira Marco.

  4. ma. guadalupe reynoso arenas dijo:

    Hola Ianire:

    Aunque tarde, recién leo y repaso los artículos atrasados. Todos son una invitación a pensar pero el que me aguijonea es en el que dices que los consagrados/as deberíamos ser expertos/as en humanidad. Sí, personalmente creo que esa actitud es evangélica pero es difícil poder quitar las barreras y el escudo con que nos defendemos, me defiendo y escondo mi fragilidad humana, mis necesidades, que a la vez me permitirían conectar y comunicarme desde lo más humano y auténtico que soy ¿no? No sé si logré explicarme. Trataré de cuidar a las personas, tarea apasionante y exigente para este año nuevo. Un abrazo y un beso cariñoso, Guadalupe R. A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *