sábado, 22 junio, 2024

Alegría rosa

Este tercer domingo de adviento es el Gaudete, el domingo de la alegría. Ya muy próximo el nacimiento del Mesías, del esperado de los tiempos, la sonrisa habita nuestro rostro y la liturgia se viste de fiesta.

Es el mayor testimonio: «Estar alegres en el Señor, os lo repito: Estad alegres», nos dice S. Pablo.

Esa alegría que es profunda, que es antídoto contra el pesimismo, que es rostro recién lavado y promesa cumplida, que es fundamento y casa construida sobre roca, que es bienaventuranza y regalo, que es tesoro encontrado y seguimiento generoso.

Hoy el sacerdote se viste de rosa (si hubiera o hubiese esta casulla en su parroquia o iglesia, bueno en la parroquia o iglesia de todos, mejor dicho). Y es la fiesta, es abandonar un día el morado penitencial de todo el Adviento para reencontrase (ojalá para siempre) con lo diverso y excesivo, con lo que nos saca de nosotros mismos. Es solo un color, pero llena de su fragancia distinta todo. Sin palabras pronuncia despacito y profundamente: A-L-E-G-R-I-A. Y lo hace de una vez para siempre, con la seguridad difusa del silencio elocuente, de la vista sorprendida, de lo inesperado feliz.

Estemos alegres, a pesar de todos los pesares. Que me perdone mi amigo S. Pedro Mezonzo hoy, pero quiero abandonar este «valle de lágrimas», para transitar pleno por el sendero de la ALEGRÍA.

Y para que así conste subo la foto de la casulla rosa.

Feliz tercer domingo Gaudete.

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -
Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

DEBERÍAS LEER

LA BIOLOGÍA DEL REINO

0
Desde la primera tierra del ser humano, que llamamos “paraíso”, hasta “el cielo nuevo y la tierra nueva” que se nos ha prometido como...

REORGANIZACIÓN

Síguenos en Twitter