Plural

El viernes aproveché para darme una vuelta tranquilamente por la feria del libro de Madrid. Tengo que confesar que, si bien no compro demasiados, me encanta mirar libros, repasar índices de algunos más técnicos, ver de qué se escribe, fijarme en los títulos que aparecen con más frecuencia… y concluir multiplicando mi lista mental de “libros que me leería si tuviera tiempo”.

Disfruto paseándome y escuchando las explicaciones sin prisa de los libreros, fijándome en la gente que, como yo, mira pausadamente todo tipo de libros, o en quienes recorren puesto a puesto preguntando “si tienen libros de pitufos”. Muchos son expositores “estándar” (esos que tienen todos los libros que se han convertido en best-seller últimamente… o que esperan serlo) pero otros muchos te permiten descubrir y asombrarte ante la variedad de gustos: cartografía, deportes minoritarios, historia, libros sefardís, facsímilespluralidad.

El viernes pensaba que así debería ser la Vida Religiosa (y cristiana, ¡por supuesto!), capaz de asumir en su interior la inmensa pluralidad de carismas personales, formas de ser y estilos bajo el mismo paraguas del seguimiento de Jesucristo, de la misma Congregación. Aceptar en la práctica que la variedad nos enriquece y que no es contradictorio estar en el mismo lugar vendiendo la última novela de Pérez Reverte junto con un libro sobre cábala medieval… porque ¿qué interés tendría la feria del libro si no fuera así?

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
¡Comparte en Twitter este post!

4 respuestas a Plural

  1. Marisela dijo:

    ¡Interesante! esas ferias del libro me trastornan , no cabe duda que es toda una pluralidad del pensamiento. Pues bien, en Chile miraba por la internet, se realizan las jornadas de literatura y diseño «Valparaiso, un libro abierto» para fomentar un acercamiento a la producción y la historia del libro dentro de la cultura.

    Cuando compartes tu reflexión con respecto a la Vida Religiosa «capaz de asumir en su interior la inmensa pluralidad de carismas personales» formas de ser y estilos bajo un mismo paraguas; pensaba en la Vida Religiosa como «un libro abierto a la cultura, al mundo» produciendo cambios importantes a los desafíos de hoy. Permitiendo hacer brillar desde la hondura y sencillez, ese estilo, esa forma latente en la vitalidad de quienes pueden aportar y darle brillo a esa totalidad de carismas, pero será acaso como lo digo el Papa Francisco en una homilía «tenemos miedo a que Dios nos lleve por caminos nuevos» nos saque de nuestros horizontes limitados…

  2. Guadalupe dijo:

    Ianire: empecé a leer y sin esperarlo, «saltaste» de la pluralidad de libros al sueño (que en ti es una reiterada llamada y hasta premonición) de que la Vida Religiosa sea capaz de abrazar la pluralidad de carismas personales desde el único seguimiento a Jesucristo. Entonces, oh, maravilla, conecté con tu sueño pues siempre he pensado que hay aspectos en nuestra vida consagrada que han de ser constantes pero que hay otros que han de ser flexibles para ensanchar el horizonte.

    Sin embargo, nunca pensé que fuera una realidad con posibilidad de cambio, pero «oyéndote» me da esperanza saber que hay otras personas que también sueñan con cambios posibles y que no es descabellada una vida religiosa que sea nueva en su ardor, en sus métodos, en su expresión (como la evangelización misma); porque quizá algunas estructuras y formas de hacer hasta hoy hayan respondido y servido en su momento, pero otras han de renovarse, cambiar y de hecho, están cambiando.

    Quizá lo que me corresponda es no dejar de soñar ni dejar de aportar con valentía mi singularidad o carisma personal, las llamadas personales, con sencillez y humildad, sin imposición pero también sin miedo a la incomprensión. Solo así se es fiel a uno mismo, a Dios, y a la familia religiosa de la que somos parte. Gracias otra vez por hacerme reflexionar. Guadalupe

  3. Dayne dijo:

    Bueno tus blogs….. Haber cuando nos compartes algo sobre la Vida Religiosa en perspectiva de género. Saludos y recuerdos de siempre……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *