sábado, 25 junio, 2022

Seguimiento a la carta

Jesús invitó a seguirle a una pequeña parte de los que le buscaban. Una matemática escasa que contrasta con un resto que suspiran porque Dios ponga las cosas en su sitio a su modo y manera.

Quizá nosotros, pertenecientes a esa pequeña parte, también estemos tentados de pedir fuego y que cambie la realidad social o se transforme a nuestro gusto. Aquellos discípulos llevaban tres años cuando el Maestro se entrega. Nosotros llevamos más tiempo y la reacción es parecida. ¿No necesitaremos corrección?

Seguir a Jesús es fruto de una invitación. Quien se ofrece a seguirle no suele salir bien parado. Cuentan que uno se le acercó y le dijo estar dispuesto a ir a cualquier lugar. ¿También a morir a Jerusalén? Suena irónica la oferta cuando Jesús se dirigía a la muerte. Lo único que le ofrece es la itinerancia y seguridad de estar con él. Otro le aseguró que le seguiría con la condición de atender a su familia. Ofrecimiento que lleva en sí una trampa: Dios o la familia. Dios es la familia, nunca ha sido rival… Pero sí quiere poseer el lugar central del corazón humano. ¿Para qué se ofrece si no quiere decidir?

Seguir a Jesús precisa la clarificación de las opciones y deseos porque, de lo contrario, cualquier decisión entrará en confrontación: casarse, viajar, un nuevo trabajo… No hacerlo nos hace vivir con la cabeza dirigida al pasado, como aquel al que el Maestro invita. Es el único llamado y el que pone la excusa del tiempo para postergar la decisión: la entrada al postulantado, al seminario, a la petición de boda. ¡Otro al que se le pasa la vida sin tomar ninguna decisión!

Jesús invita al seguimiento a unas pocas personas, un pequeño resto. A nosotros siempre nos parece un número insuficiente. Sin embargo, siempre serán bastantes si acogen la llamada y se abren a la entrega. Y legión los que se dejan guiar por sus criterios y quieren que venga el Reino con fuego de por medio.

Jesús invita a aquellos que se dejan hacer y se abren a lo nuevo.

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -

DEBERÍAS LEER

Ha subido el pan

0
Ha subido la alimentación en general y, en especial, lo más básico. Y en este vertiginoso cambio de cifras se tambalean nuestras seguridades. Ahora...

PERSONAJES SIN VIDA

Síguenos en Twitter


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies