sábado, 25 junio, 2022

Eternidad capacitada

No podemos saberlo todo ni saber de todo.

Y eso que nos venden vitaminas y probióticos para aguantar, recordar, soportar, reiniciar y vivir en la ilusión de la eternidad capacitada. Sin embargo, por mucho que nos sugieran capacidades superiores somos limitados y conocemos lo que nos corresponde.

Cuesta ser humanos. No llevamos bien los límites y las fragilidades. Soñamos super héroes que lleven en sí aquello de lo que carecemos. ¡Y eso que nuestro Dios se hizo carne para conocernos!

El evangelio de estos días abogan por el realismo: no podemos pretender saberlo todo de golpe. Ni estamos preparados -porque el saber es muy vasto- ni sabríamos cómo actuar. Ante la tentación del todo Jesús aconsejó que «a cada momento le basta su afán», y prometió alguien que nos tutorizara una vez que él no estuviera en cuerpo mortal; el Espíritu que «tomará de Jesús y os lo anunciará».

El Misterio de Dios es insondable -parece que estamos en Narnia-pero a la vez comprensible. Eso sí, comprendido por partes y edades, con un proceso y una pedagogía para el que no tenemos paciencia. Quien asume esta procesualidad y agradece el don llega a la frontera de la mística; donde se le mostrará parte de ese Misterio con una intensidad y una particularidad que podrá hacerse cargo de lo que es ese TODO.

Ya les decía Jesús a aquellos discípulos: «Muchas cosas me quedan por deciros, pero no podéis cargar con ellas por ahora». Y cargaron, claro que cargaron… Eso si, acogiendo en su pequeño corazón a ese Jesús resucitado, parte de ese Misterio, que les llevó a hacerse cargo del Amor de Dios.

Todo por obra de un Pedagogo en ausencia del Maestro. Que es el que se promete y el que se espera; en cada vida y en cada época. Mientras caminamos aprendiendo de todo un poco.

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

DEBERÍAS LEER

Ha subido el pan

0
Ha subido la alimentación en general y, en especial, lo más básico. Y en este vertiginoso cambio de cifras se tambalean nuestras seguridades. Ahora...

PERSONAJES SIN VIDA

Síguenos en Twitter


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies