viernes, 17 septiembre, 2021

Día de reparar

Eso de reparar, más allá de remozar o cubrir superficies o paredes, nos lleva a la necesidad -que existe en algunos casos- de remediar un daño o desagraviar una ofensa.

El misterio de la Ascensión no es otra cosa que la reparación de la fama y la vida de Jesús. Que el Dios de Israel resucitara a Jesús y le restituyera su lugar junto a Él en su reino es lo que a los discípulos les sanó el corazón. Necesitaron del Espíritu Santo para poder explicarlo y anunciar la verdad de la vida del Maestro pero, de momento, este misterio de restitución disipó las dudas sobre quién era aquel a quien seguían. Y a partir de ese momento se lanzaron a anunciar la “verdad” que había sido manipulada por los agentes judíos.

En nuestra sociedad eso de reparar la buena fama de alguien cuando ha sido mancillada falsamente no circula muy bien. Vende más y llena muchos programas la condena rápida y los testimonios morbosos. No sé por qué, pero a eso nos unimos muy fácilmente poniendo “likes” en las redes y gustando de una honradez pasajera que nos lleva a gritar “crucifícalo” un viernes y olvidarlo un sábado de madrugada.

El hecho es que cuando llegan las sentencias -que en algunos casos son absolutorias- no sentimos la misma inclinación. Nos da lo mismo la fama del prójimo o la situación vital en que ha quedado la prójima. Esté escrito en una revista del corazón o en una información de la Congregación.

El Misterio de la Asunción nos recuerda que hay uno que está ya “por encima de todo principado, potestad, fuerza, dominación y todo nombre conocido” y que vela por los sentenciados. ¡Ah!, también que el Señor -restaurado- volverá de nuevo tal y como le vieron marcharse.

Y en ese momento me pregunto: ¿nos encontrará más misericordiosos?

 

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -

DEBERÍAS LEER

En comunión con Cristo y con los pobres

0
La palabra de Dios nos acerca hoy al misterio de la muerte de Jesús. Llevo grabada en la mente la imagen del Crucificado: Jesús, los...

Los contrastes que abochornan

NECESITAMOS NECESITARNOS

Síguenos en Twitter


Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies