viernes, 17 septiembre, 2021

Los contrastes que abochornan

Todavía con los ecos mediáticos de la entrevista de COPE al Papa Francisco irrumpe “noticiosa” la salida del obispo de Solsona.

Y a mí se me hace recurrente la pregunta de Jesús: “¿Quién dice la gente que soy yo?” Depende de la dirección aire, será Mesías o hereje.

La respuesta, por nuestra parte, nos sitúa en discípulos o perseguidores. Depende del día y del contexto.

Tras muchos siglos las apreciaciones no cambian. Hace quince días la Iglesia de Francisco se valoraba como abierta y posible. Anteayer la Iglesia de España se consideraba cerrada o oscurantista. Es la misma Iglesia, es el mismo tiempo, son los mismos seguidores. Cambia la perspectiva.

Una de la cualidades destacadas por la primitiva iglesia es la de pecadora: pecadora necesitada de Espíritu Santo y perdón, y, frágil conocedora de sus limitaciones y sus posibilidades. Iglesia que se asienta en el “lanzado” Pedro que cierta con sus palabras y yerra con sus actitudes. Iglesia que lleva en sí las contradicciones humanas de quienes la construyen.

Una de la exigencias sociales es la de la transparencia y la impecabilidad de las instituciones. Y ahí, -perdónenme-  no se salva ni el que critica. Porque lo humano sobrevive desde los contrastes.

Tanto un papa como un obispo se saben en manos de un Dios que les ha invitado a negarse a sí mismos y cargar con sus cruces. Y en eso, coincidimos todos. 

Tengamos a bien el pensar que las contradicciones se acogen por parte de quienes la asumen en sí y en los demás. Y reconozcamos que llevamos mucho arrastre de moralinas para los otros que se tornan en bochorno cuando se cae en lo que se denuncia.

El bochorno social pasa, nuestras contradicciones quedan y lo que salva es la gracia inmerecida que nos sostiene. A todos.

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

DEBERÍAS LEER

En comunión con Cristo y con los pobres

0
La palabra de Dios nos acerca hoy al misterio de la muerte de Jesús. Llevo grabada en la mente la imagen del Crucificado: Jesús, los...

Los contrastes que abochornan

NECESITAMOS NECESITARNOS

Síguenos en Twitter


Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies