¿Cuántos hay?

Fijémonos bien porque tiene que haber -entre vosotros- alguno al que no conocéis todavía.

Con esta invitación, Juan recrimina a los sacerdotes y levitas su incapacidad para intuir la llegada del Mesías y su afán por desautorizarle. Es la misma invitación que se nos hace a nosotros, teniendo en cuenta la situación que vivimos y lo difícil que ahora es reconocerse.

Aquellos personajes, representantes de la religión y moral judías, estaban ciegos. La oscuridad de sus prejuicios y la cerrazón de su orgullo les impedían comprender quién era Juan -a quien veían- y el Mesías -al que no esperaban-. La ceguera no es sólo ausencia de vista, sino una percepción pobre de la realidad y no poner nombre –rostro- a los que entran en escena es vivir en la penumbra. Juan afirma que es preciso arriesgarse y salir a la luz. Una manera es interesarnos por los que Dios nos regala con agradecimiento y consideración.

En estos días de Adviento tenemos la oportunidad de reconocer a los que no han formado parte de nuestra historia. Es el momento de regalarles una especie de «participación de lotería» en el número de nuestra vida.

Es una nueva cuenta que no resta sino que suma. Una decisión que nos añade personas y vidas, rostros e historias, nombres y voces que darán -a buen seguro- otra orientación a nuestra vida.

Hemos abierto la puerta al otro.  Y en esa actitud hemos preparado la llegada al Señor; que se nos cuela en el que nunca habíamos considerado. Todo esto suma. Suma, aumenta y prolonga nuestros contactos y nuestras felicitaciones. Todo esto nos abre. Nos abre a dar oportunidades a familiares y conocidos a los que no les habíamos concedido antes ni el beneficio de la duda. Todo esto da alegría al que nos acercamos y nos concede el gozo de descubrirnos más humanos.

Todo esto con mascarilla y casi sin rostro nos lleva a realizar una nueva cuenta y a preguntarnos: ¿Cuántos hay?

Esta entrada fue publicada en Comentarios homiléticos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *