sábado, 25 junio, 2022

Ser comprendidos

Inspirados “se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar en lenguas extranjeras, cada uno en la lengua que el Espíritu le sugería”. ¿De qué hablaban? ¿Cuál era su discurso? Cada uno contaba su experiencia de Dios, daba testimonio de las “maravillas de Dios” en su propia vida y era comprendido por extraños.

¿Cómo tuvo que ser? Llegar a ese grado de comprensión alude a algo más profundo que la gramática de una lengua o la precisión de un idioma. Ser entendido o entender de esa forma responde a la comunicación de experiencias. Es la comunicación de corazón a corazón de lo que Dios ha hecho en uno.

El Espíritu es el que propicia esa “transmisión», de ahí que Pentecostés se conciba como la suma de experiencias de Cristo y el inicio del grupo de los creyentes. Un acontecimiento que unifica a seguidores de toda lengua y nación: la universalidad.

El Espíritu es el que suma las capacidades de cada uno de los creyentes en vistas a la transformación del mundo: «diversidad de dones, pero un mismo Espíritu; diversidad de ministerios, pero un mismo Señor; y diversidad de funciones, pero un mismo Dios que obra todo en todos”. Dando valor a cada cristiano, a cada espiritualidad, a cada Orden o movimiento.

Hoy es Pentecostés y es necesario que actualicemos nuestro testimonio de Cristo. Para ello se nos ofrece la posibilidad de invocar la acción del Espíritu para perder el miedo y la vergüenza y hablar y contar. Es vital que pongamos todo de nuestra parte para sumar y generar cuerpo.

El testimonio no se agota en la palabra pronunciada, pero hoy es esencial que se nos oiga. Abiertos a su acción llegaremos al corazón de quien nos escuche, por encima del vocabulario. Pero hay que hacerlo, “sin glosa”, como le gustaba hacer a Francisco de Asís inspirado por el mismo Espíritu.

Print Friendly, PDF & Email
- Advertisment -
Artículo anteriorTEJIENDO TIENDAS BAJO LAS CUALES REUNIRSE
Artículo siguienteHIKIKOMORI

DEBERÍAS LEER

Ha subido el pan

0
Ha subido la alimentación en general y, en especial, lo más básico. Y en este vertiginoso cambio de cifras se tambalean nuestras seguridades. Ahora...

PERSONAJES SIN VIDA

Síguenos en Twitter


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies