Archivo de la categoría: Reflexiones encarnadas

No parar

La tranquilidad y el sosiego no definen la vida del discípulo. Al contrario, hay que cansarse y desgastarse por los caminos como hacía el Maestro. Lo comprobamos en ese ir y venir, anunciar y sanar, explicar y curar de los … Sigue leyendo

Publicado en Reflexiones encarnadas | Deja un comentario

Le regaló autoridad

Una autoridad ejercida -en primera instancia-, sobre “los espíritus inmundos”. Espíritus parásitos de esos que se nos pegan al razonar, al desear y nos llevan a sentir que no somos nada. Inmundos, de los que nos encierran, nos hacen mirarnos … Sigue leyendo

Publicado en Comentarios homiléticos, Reflexiones encarnadas | Deja un comentario

Difícil, muy difícil

Es difícil convencer de algo a quien no quiere escuchar. Y más cuando el rechazo pasa del mensaje al mensajero. Y da igual que sea en una trifulca futbolística, una discusión por derramas en el bloque vecinal, por unas elecciones … Sigue leyendo

Publicado en Reflexiones encarnadas | Deja un comentario

Locos de remate

Recuerdo que en las oraciones del grupo de jóvenes nos encantaba rezar con la oración del loco y cantar con el poema, Envíanos locos. Y creo que en esas notas y en esos versos se reflejaban nuestras ansias de ser … Sigue leyendo

Publicado en Reflexiones encarnadas | Deja un comentario

El hambre es muy mala

El hambre es muy mala. Sólo quien ha pasado hambre sabe lo que sufre el cuerpo y la sensación de debilidad y de límite. El pueblo de Israel pasó mucha hambre y sed por el desierto y Jesús lo sabía. … Sigue leyendo

Publicado en Reflexiones encarnadas | Deja un comentario

Trabas al Espíritu

Del Espíritu les habló Jesús a sus discípulos, les describió sus efectos y la necesidad de nacer de nuevo para trabajar eficazmente en el Reino de Dios… Ellos no cayeron en la cuenta durante la Pasión ni la muerte del … Sigue leyendo

Publicado en Comentarios homiléticos, Reflexiones encarnadas | Deja un comentario

Por encima de todo

Estar por encima puede significar muchas cosas. Desde una desafección grande por la realidad a una espiritualización de los acontecimientos. Cada vez que hacemos referencia a la Ascensión de Jesús nos debatimos entre cielo y tierra, subir o bajar y … Sigue leyendo

Publicado en Reflexiones encarnadas | Deja un comentario

Emparrar la cepa

Hace ya unos años que las cepas de la vid se emparran. Se preparan unas guías para que cuando los sarmientos comienzan a crecer vayan guiándose por unos alambres que suben la cepa, la estilizan y la unifican. Y todo, … Sigue leyendo

Publicado en Reflexiones encarnadas | Deja un comentario

Perdón por la comparación

Si para explicitar que “Tengo una llamada”, les cuento la historia de las ovejas y el pastor a los de Confirmación, me van a poner la misma cara que los niños de educación primaria cuando, en la granja escuela, el … Sigue leyendo

Publicado en Comentarios homiléticos, Reflexiones encarnadas | Deja un comentario

Tiritas y heridas

Basta una venda, una tirita o un rasguño para que nos preocupemos por alguien y por el percance sufrido para tener esas señales. Pero “aquel día” -que se repite en los evangelios con intención de novedad- los discípulos y María … Sigue leyendo

Publicado en Comentarios homiléticos, Reflexiones encarnadas | Deja un comentario